miércoles, 11 de marzo de 2015

Aqui estamos

Quería pedir perdón por desaparecer tras mi ultima entrada pero es que fue mucho más duro de lo que en un principio creí que podría preveer. Han sido unos meses muy duros y con bastantes novedades y gereneralmente ninguna buena. Bueno, alguna buena si.

Pese a que ya sabéis que yo me temía el negativo debido a la falta de síntomas total, siempre albergamos en nuestro interior esa pequeña esperanza de ser una de esas chicas que sienten nada extraño al principio, incluso me hacia ilusiones pensando que yo podía ser una de esas afortunadas asintomáticas durante el primer trimestre.

Pero bueno. Ya sabemos el final de ese capitulo.

Pese a estar hiperinformada al respecto y medio mentalizada de que es muy muy difícil conseguirlo a la primera el batacazo ha sido enorme. Me ha costado meses levantar cabeza y mi relación con ÉL se ha resentido.  Todo se ha juntado: problemas de salud de familiares cercanos,  problemas económicos,  miedos ante la imposibilidad de un segundo intento con los bichines de ÉL, la lentitud de la seguridad social (tras el negativo nos dieron la primera cita para un mes y medio después), el embarazo de una amiga, el embarazo de otra buena amiga, el segundo embarazo de mi mejor amiga, el nacimiento de un  sobrino/primo, el nacimiento del hijo de una amiga (supervaliente) por IAD,...
Todo parecía estar en nuestra contra y la felicidad ajena me hacía mucho daño. Embarazos y bebes por todas partes. Lo que más daño me hacía era no sentirme feliz por ellas. Me he sentido una mala persona, miserable, por no ser capaz de alegrarme. Eso puede que hay sido de lo peor.

Pero hay que levantar cabeza y si por un tiempo nos olvidamos de vivir, al menos hemos de sobrevivir. Queramos o no el tiempo va pasando y la vida avanza. No podemos quedarnos al margen.

2014 tuvo un final de año muy difícil para nosotros. Si bien el tema económico parecía que se nos encarrilaba un poco, el tema buscandoanuestrobichobola se nos había complicado definitivamente. No sé si recordáis que para el primer tratamiento utilizaron todo el material de EL que habíamos obtenido después de 2 biopsias testiculares. Se suponía que sobre septiembre le volverían ha hacer otra para ver si podíamos volver a intentarlo con sus bichines. No hacíamos más que llamar para preguntar que cómo iba la lista, que si ya teníamos fecha prevista: ni para septiembre, ni para octubre ni para noviembre. ÉL lleva retrasando el uso de una medicación que debería tomarse para su espasticidad desde junio de 2014 pero como tiene cannabinoides no quería tomársela hasta que le hicieran la nueva biopsia porque sino seguro que ya no habrían bichines. Además, desde mayo ha venido teniendo una infección de orina de repetición de la que no nos hemos separado más de 10 días seguidos en meses. A todo esto, a mitad de noviembre, a causa de un "accidente" que sufrió en rehabilitación se rompió la pierna y estuvo hospitalizado una semana (y de baja 3 meses). 

Así que en esas condiciones de salud: hiperradiografiado, destrozado psicológicamente por el accidente de rehabilitación, con infecciones de orina repetitivas y con una espasticidad de caballo, .. nos llaman a finales de noviembre para decirnos que a principios de diciembre nos hacen la biopsia. 

Podría enrollarme más contándoos detalles, pero creo que no son necesarios. El resultado es obvio: negativa en los dos testículos. Cero posibilidades de conseguir ser padre biológico. Se acabó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario