jueves, 3 de abril de 2014

La betaespera tendrá que esperar

Hoy la cosa no ha ido como esperábamos.

Hemos llegado al hospital a las 9.15, en un estado mezcla de miedo, ilusiones y esperanzas. Para variar, nos ha tocado esperar un buen ratillo a que nos llamaran para halar con el biólogo. Al final, a las 10 nos han hecho pasar los primeros. Me ha dado mal rollo.

La verdad es que el biólogo muy amable. Pero no tenia muy buenas noticias que darnos, la verdad.

De los 6 ovocitos que me extrajeron,dos eran inmaduros. Así que solo podían trabajar con 4. Y de los cuatro, solo había fecundado uno. Aunque según el, era todo un campeón de muy buena calidad.

Cuando le hemos preguntado que porque la tasa de fecundación había sido tan baja, nos ha dicho que los espermatozoides eran de muy baja calidad. ÉL se ha hundido.

Se que todavía no tenemos ningún hijo, pero nuestro deseo es tener mas de uno. Si conseguíamos mellis o conges con la seguridad social, perfecto, pero sino pensamos ahorrar y ahorrar para tratar de conseguir al menos un intento por la privada. Con esa calidad, el sueño de conseguir la parejita... se aleja casi definitivamente. Más aún cuando el embriólogo nos ha confirmado que para conseguir ese único superviviente, han utilizado todo el material que tenian de ÉL.

Bueno, después del mazazo, el biólogo nos ha informado que la trasferencia seria a partir de las 11.30 y que yo mejor que nadie sabia cuando tendría q empezar a beber para llegar a transferencia con la vejiga llena.

Y con eso nos hemos ido. A tomar un café de maquina en un banco apartado y tranquilo. Ahí ha sido cuando yo he podido mas y me he hundido.

Hemos estado hablando un rato y después de desahogarnos, hemos llegado a la conclusión de que había lo que había y que ahora teníamos que estar en modo positivo por ese súper campeón que estaba arriba esperándonos.

Hemos empezado a bromear de como lo llamaríamos, si Connor MacLeod, del clan MacCloud (como el protagonista de Los Inmortales) o Bear Grylls (como el tipo de El último superviviente). Hemos decidido q seria Bear, por el tema de osito, peluchito,... Freakies que somos.

Y con esas energías renovadas, hemos subido a la sala de espera.

Nos llaman pronto. Parece que voy a ser que la segunda. En poco mas de veinte minutos estaré embarazada hasta que se demuestre los contrario. Mientras entramos y no entramos, nos entregan una encuesta de satisfacción sobre el trato recibdo durante el tratamiento. Como podéis imaginaros, los pongo finos filipinos. Bueno, a todos menos al personal de quirófano, que realmente es un encanto.

Es la hora, es mi turno, me toca entrar. Mezcla de miedos y emociones. Estoy lista para recibir a mi súper campeón superviviente, bear para los amigos. Suena musica de fondo, no sabria decir que canción, pero me ayuda a relajarme. La doctora se presenta y vamos al lío.

La mujer tragina y tragina. Parece que le va a costar. Bueno, yo ya había leído por internet que esto podía ocurrir. Nada, trato de relajarme. Sigue traginando y pidiendo instrumental vario a las enfermeras. Parece que no puede. Pasa el tiempo. Acaba la Música. Me pongo muy tensa. Empieza de molestar, a doler, y mucho. No se si voy a poder aguantar. Empiezo a llorar. No puedo evitarlo.

La doctora enseguida comprende su en ese estado no va a poder trabajar y prefiere que descanse. Me manda de nuevo a sala, a seguir bebiendo para llenar mas la vejiga y que me tome un valium, que eso ayudará a relajar la zona.

Antes de volver a mi sillón, me dejan asomarme a la puerta para decirle a mi chico que la cosa va lenta, pero que no se preocupe. Y allí me quedo. Viendo pasar a las otras chicas, viendo como entra a quirófano una y salen tres. Suerte chicas!

Da igual que yo solo tenga uno. Es mi bear, es mi superviviente. Nos va a costar un poquito mas pero nosotros también saldremos hoy embarazados!

Por fin, después de la una y media, vuelvo a entrar. Ahora si que estoy relajada. El valium ha echo su efecto. Me siento muy arropada por la doctora y el resto de personal de enfermería. Me dicen que pida la musica que yo quiera. Solo puedo pensar en mi marido, en lo preocupado que debe estar allí solo en el pasillo. En su honor pido a Fito&Fitipaldis, rojitas las orejas me parece una buena elección.

Empiezan a trajinar de nuevo. La doctora reconoce que el valium ha hecho su efecto, pero que aun así esta siendo complicado. Pide que baje una compañera: ha veces nos obcecamos en ir por un lado y en un momento llega un compañero y lo resuelve enseguida yendo por otro. Confio plenamente en ella. Que remedio me queda.

Llega la nueva doctora. Analizan la situación y vuelven al lío. Lo intenta, lo intenta, pero no hay manera. No pueden conmigo.

La doctora me pregunta si me han echo alguna histeroscopia o similar alguna vez. Yo le digo que lo unico que me hicieron fue la histerosalpingografia en mi hospital de origen. Me pregunta si esa prueba me molesto mucho y si sangré un poco despues. Yo contesto que me molesto mucho y que sangre bastante.

Despues de un buen rato faenando una y otra, y cuando las molestias rozan ya lo insoportable, me confirman lo que yo ya hacia rato que veía venir: Hoy no voy a salir de allí embarazada.

Discutimos las opciones, que son dos: podría volver mañana y que me hicieran la transferencia con anestesia o  congelar el embrión y hacer una histeroscopia para ver que ocurre. Según ella es bastante probable que a causa de la histerosalpingografia tenga algo de tejido cicatrizal adherido que impide la canalización del cervix. Me asusta congelar a mi único superviviente,  pero creo q es la mejor opción: prepararle una casita bien amueblada a mi pequeño bichitobola para que así este mas cómodo durante los nueve meses que estará conmigo.

Así que de este modo, después de un día de altibajos constantes, asumimos lo inevitable: nuestra betaespera va a tener que esperar.

2 comentarios:

  1. Bichita, lo siento mucho, pero piensa que en algunas clínicas por protocolo parece que prefieren congelar y transfieren al mes siguiente, asi estas menos hormonada y supongo que habrá más motivos pero dicen que da muy buen resultado, así que nunca se sabe lo mejor, ese campeon/a te esperará, un besito muac!!se fuerte cariño, aunque tengáis que esperar... ya os queda menos

    ResponderEliminar
  2. Vaya, pero bueno, hay que pensar en el lado positivo. Mejor esperar un poco a forzarlo todo. Mejor estar l mejor preparados que al 50%, es una d elas muchas cosas que he aprendido a lo largo de estos años.

    Hay que poner bonita la casa para que esté agustito.

    Animo y besos!

    ResponderEliminar