jueves, 6 de marzo de 2014

Periplo médico. Parte 1ª: inclusión en lista

En junio de 2012, cita con el urólogo. Le comentamos la situación y él nos explica por encima en que consistirá el tratamiento. Lo primero que teníamos que hacer era conseguir que el departamento de Reproducción Asistida aceptara nuestro caso, porque yo no pertenecía a ese hospital. El médico cree que no habrá problema pero quiere cerciorarse de que entendemos que no depende de él.

En cualquier caso, decide ir avanzando por el lado de ÉL: tenemos que hacerle una biopsia testicular para recuperar los bichines que ligarán con mis óvulos. La lista de espera es de 7 a 8 meses. Nosotros, ingenuos, pensamos que si tardan tanto igual se nos pasa el turno para la Fecundación In Vitro. El buen doctor, aguantándose la risa como puede para no ofender, nos dice que no nos preocupemos por ello porque actualmente la lista de espera está en 18 meses como mínimo. Firmados los consentimientos oportunos y terminada la visita, nos vamos a casa a esperar.

A finales de julio recibo una carta:
"Le comunicamos que usted deberá acudir al nuevo Hospital Universitari i Politècnic La Fe, edificio consultas Externas, el día, local y hora que se indican más abajo. Se deberá presentar con su pareja.
Reciba un cordial saludo"
Nunca antes, una carta tan escueta me había hecho tanta ilusión: iban a aceptarnos! podríamos intentarlo!

El 27 de agosto de 2012 tuvimos nuestra primera toma de contacto con la sala de espera del Departamento de Reproducción Asistida del Hospital La Fe. Mira que todavía no hemos empezado el tratamiento pero he de confesar que nunca pensé que pasaría tantas horas en esa sala. Sigo sin entender cómo en pleno siglo XXI, si tienes cita a las 9:30 de la mañana, entras en la consulta a las 12 pasadas. He de reconocer que nuestra primera visita duró bastante, pero eso ya lo deben saber ellos a la hora de dar las horas para las citas.

Bueno, cuento un poco lo que recuerdo de esa primera cita: nos abren historia con las mil preguntas de rigor de enfermedades propias y antecedentes familiares. Me hacen revisión ginecológica completa. Después pasa ha hablar de nuestras opciones. Nos vuelven a recomendar que en nuestro caso, lo más rápido y mejor es ir con donante de esperma (IAD). Volvemos a insistir que queremos intentar que sea de los dos. Entonces nos habla que la única opción es hacer FIV-ICSI.

Nos explica el procedimiento un poco y manda a mi marido de nuevo al urólogo, para que le pongan en lista de espera para realizarle una biopsia testicular. Le explicamos que como habíamos pasado primero por el urólogo, ya estaba incluido en la lista de espera. Entonces nos pide que cuando sepamos el resultado de la biopsia volvamos a pedir cita para incluirlo en nuestra historia. Y digo yo, tanta informática y tanto avance tecnológico y tengo yo que perder otra mañana para ir a decirles a estos, que sus compañeros que están la planta de abajo ya han profanado el juju me mi churri. Bueno, pues si hay que hacerlo se hace.

Ale, a casa a esperar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario