jueves, 27 de febrero de 2014

Primeros pasos

Nuestro primer paso fue pedir cita en el médico de cabecera con la intención que nos derivase al especialista pertinente. Cual fue mi sorpresa cuando el buen médico le mandó cita a mi chico con el ginecólogo. Un hombre en el ginecólogo. Él era el profesional y sabía a que especialidad debía enviarnos pero desde nuestra ignorancia muy normal no nos pareció.

Esperamos pacientemente nuestro mes y medio para tener la deseada cita ginecológica en nuestro centro de especialidades. Llegamos allí con muy poca información y cara de pardillos. Novatos en la materia. Nos atiende una doctora joven y amable. Le contamos porqué estamos allí y nos informa de como está el panorama: en ese hospital sólo realizan IA (Inseminaciones Artificiales) pero que no tiene claro que para nosotros sea una opción de tratamiento. Que seguramente nos debían derivar a FIV (Fecundación In Vitro), a otro hospital de la provincia. En cualquier caso los temas de fertilidad los llevaba directamente el Jefe del departamento de ginecología y que deberíamos haber pedido cita los dos (hombre y mujer) con él. Conclusión, que pedimos nueva cita con el buen hombre, que como buen jefe de departamento, sólo pasa consulta un día a la semana. 

Dos meses después, llegamos de nuevo a la misma consulta pero con un doctor distinto al otro lado de la mesa. Le constamos nuestros planes de futuro y él empieza a plantearnos las opciones: para nosotros la mejor con diferencia era hacer una IA con esperma de donante. Ellos eran el único hospital de la provincia sin listas de espera para este tratamiento. Si nos hacíamos una IA con donante, en dos meses embarazados. A tomar por culo la paternidad genética. Así. En frío. Zas en toda la boca.

Nos costó un poco reaccionar, porque no creíamos que lo tuviéramos tan crudo. Vamos a ver, no eramos para nada expertos pero no podíamos creer que de buenas a primeras desahuciaran los genes de mi marido sin más miramientos. Finalmente le dijimos que queríamos intentar tener un hijo genéticamente nuestro. Por lo menos intentarlo.

Al fin nos dijo que lo primero era hacer un estudio de esterilidad y que igual era posible la IA con el material de ÉL (no todo estaba perdido). Y que bueno... también existe... pero es difícil,... hay mucha lista de espera,... tienen que aprobarlo,... pero podrían derivarnos a otro hospital donde si que hacen FIV. Pero claro, que nada era seguro y que íbamos a perder mucho tiempo (ah amigo, hay más opciones).



No hay comentarios:

Publicar un comentario